El sufrimiento del extranjero

Screen Shot 2015-09-29 at 12.30.31 PM

El fenómeno de migración existe desde el principio de la humanidad.

Los desplazamientos forzados o espontáneos pueden ser ocasionados por factores políticos, económicos, sociales, culturales o geográficos.

Desde un punto de vista antropológico, a pesar de que el hecho de migrar forma parte de una característica inherente al ser humano, en ocasiones la experiencia puede resultar devastadora.

Los factores estresantes asociados al proceso de migración, pueden ocasionar y perpetuar algunos síntomas de ansiedad y/o complicar enfermedades mentales preexistentes.

Es posible observar  alteraciones  a nivel individual, familiar, social y cultural durante el periodo de adaptación al nuevo entorno.

La elaboración correcta del duelo por la pérdida sufrida al dejar su lugar de origen, favorecerá la capacidad para afrontar los nuevos retos que implica el cambio.

Es posible observar sentimientos de ansiedad, tristeza, enojo y nostalgia que despiertan en el individuo mecanismos de defensa psicológicos para protegerse y continuar su proceso.

Ciertas personalidades poseen los recursos necesarios que permiten lograr afrontar y tolerar las pérdidas, pero numerosos son quienes no lo consiguen o lo hacen parcialmente dando lugar a duelos patológicos o desencadenando enfermedades como la ansiedad y la depresión.

El individuo queda en una situación de “extranjero” enfrentando un duelo múltiple debido a la pérdida de  familia, amigos, idioma, cultura y  estatus, entre otros.

Existe una relación importante entre identidad y origen cultural, por lo que el “shock cultural”  que sufre el migrante, puede provocar estados de ansiedad intensos y puede presentarse además una resistencia a la integración por temor a ser “desleal” con su cultura de origen.

La migración, con todos los factores de estrés psicosocial que ella implica, se asocia de manera importante al aumento del riesgo de sufrir enfermedades físicas y mentales. La depresión es según estudios realizados, la enfermedad psiquiátrica mas  frecuentemente observada en los migrantes.

Desde hace varias décadas, la psiquiatría se interesa en la relación que tiene con la cultura, el ambiente y su influencia en la expresión de los síntomas de las enfermedades mentales.

El conocer e identificar los factores estresantes que se enfrentan durante el proceso de migración, ayudarán al psiquiatra a comprender mejor al paciente, su enfermedad y la expresión de los síntomas.

La medicación y la psicoterapia son herramientas importantes que pueden ser utilizadas por el psiquiatra, adaptándolas a  cada individuo considerando sus origen étnico, su cultura y la etapa en la que se encuentra del  proceso para ayudarlo a lograr su integración a su nuevo entorno preservando al mismo tiempo su identidad y así lograr  atenuar su sufrimiento.

                                                                                          Arianne (Adriana Rivas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *